Massa anuncia una nueva ley de alquileres

«La ley fracasó», dijo el presidente de la Cámara durante un acto por el día de la construcción. Legisladores oficialistas e inquilinos la habían respaldado.

Sergio Massa se anticipó a la agenda de María Eugenia Vidal y anunció que promoverá una modificación de la ley de alquileres, sancionada el año pasado después de cuatro años de debate y respaldo de todas las fuerzas políticas. 

«En el Gobierno anterior, el Congreso sancionó, no con mala fe, sino buscando una solución a un problema. una ley que fracasó. Pretendía asegurar a inquilinos y propietarios y terminó disminuyendo la oferta, retrayendo la posibilidad de desarrollar el negocio y generando incertidumbre y dificultades para el inquilino», evaluó Massa.

«Tenemos que discutir una nueva ley que le dé certezas al propietario y garantías al inquilino. Para que el sector pueda desarrollar ese emprender noble a lo largo del país», anunció el presidente de la Cámara de Diputados, durante un acto junto a autoridades de la Cámara de la Construcción en la restaurada Confitería El Molino, frente al Congreso. Alberto Fernández fue el orador final, pero por zoom.

Durante la campaña varios diputados del PRO presentaron proyectos para derogar la ley de alquileres o cambiar algunos artículos, pero no hay un texto que defina un nuevo camino, que es lo que prometió Massa. 

La ley diseña una fórmula de actualización que combina la inflación y la variación salarial y hasta el mes pasado daba 47%. Pero la federación de inquilinos la respaldó en un comunicado que firmaron varios legisladores del Frente de Todos y en el que explicaron que esa variación de precios es menor a la inflación y eso es todo lo que se puede pedir.

Pero la mayor polémica es la retracción de la oferta, porque la mayoría de los propietarios prefirió sacar propiedades del mercado antes de someterse a controles como declarar el contrato en la AFIP, u otros beneficios a los inquilinos como un menú de garantías (caución o recios de salarios), depósito no mayor a un mes y contratos de 3 años. El debate llegará al Congreso en los próximos días. 

LPO.

Comentarios (by Facebook)